INGREDIENTES

1kg de mejillones pequeños
250 g de cebolla de Figueres
3 dientes de ajo sin pelar
1 guindilla grande
2 hojas de laurel
100 ml de aceite de oliva virgen extra
150 ml de vino blanco

PREPARACIÓN

Lavamos los mejillones bajo el grifo. Cortamos las cebollas en juliana y las reservamos. Ponemos a calentar una cazuela con el aceite y los ajos, los salteamos un poco y añadimos la cebolla, el laurel, la guindilla y continuamos salteando a fuego suave hasta que la cebolla esté transparente, no debe quedar dorada. Añadimos los mejillones, el vino, removemos un momento, tapamos la cazuela y dejamos que los mejillones se abran. En 3 o 4 minutos, estarán hechos. LOs servimos recién hechos.

PARA SABER MÁS

Un plato económico, rico en hierro y muy saludable, ideal  para servir como entrante.

RESULTADO

Muy fáciles de preparar. Tienen un sabor muy rico ya que la cebolla, el vino blanco y el laurel se complementan muy bien. Si los quereis más picantes, añadiremos má guindilla. No podreis resistiros  de mojar pan!