Pastel de queso apto para celíacos

INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS

250 g de queso cremoso (Philadelphia)
250g de queso mascarpone
75 g de queso rulo de cabra sin la piel
2 yogures naturales (tipo griego o de limón)
3 huevos
150 g de azúcar
El zumo de un limón
La piel rallada de un limón
80 g de harina de maíz (maicena)
1 cucharada de levadura química (Royal)

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

En un bol grande mezclamos la harina y la levadura y lo reservamos. En otro bol, rallamos la piel del limón sin coger la parte blanca, exprimimos el zumo del limón, añadimos el resto de los ingredientes y los batimos con la batidora hasta obtener una masa fina y sin grumos. Incorporamos la mezcla de harina y levadura tamizada dos veces y lo acabamos de mezclar con movimientos envolventes suavemente con la espátula. Preparamos un molde untando con mantequilla y espolvoredo con harina y vertemos la mezcla. Introducimos el pastel en el horno caliente a 180ºC durante 45 minutos. Lo dejamos enfriar y el desmoldamos.

PARA SABER MÁS

Debemos tener cuidado con el molde que elegimos. Las tartas de queso tienen una textura muy líquida y, si el molde es desmontable y no ajusta bien, la masa goteará en el horno. Es importante untar bien el molde con mantequilla y enharinalo  bien para que al desmoldarlo  se desprenda sin romperse. También podemos utilizar pan rallado en lugar de harina. La cocción debe ser exacta, si lo cocemos demasiado rato la tarta nos quedará dura. La tenemos que pinchar con un palillo: si sale líquido, lo cocemos un poco más; si el palillo sale con pequeños grumos, es  señal de que ya está hecho. En el caso de los pasteles de queso, difícilmente nos saldrá el palillo limpio. Como lleva harina de maíz este pastel es apto para celíacos, pero no olvideis  de enharinar el molde con la harina adecuada!

RESULTADO EN LA MESA

Un pastel de queso con sabor a limón, sencillo, rápido y fácil de hacer. Buen provecho!

Júlia