Pastís Santiago

INGREDIENTES

250 g de harina de almendra cruda
5 huevos de tamaño normal (50 g)
250 g de azúcar
La piel rallada de un limón
Una pizca de sal
1 cucharadita de café de canela en polvo
1 cucharadita de café de levadura química
Mantequilla y harina para el molde
Azúcar lustre para decorar el pastel

PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Preparamos un molde bajo de 30 cm de diámetro. Lo untamos con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Calentamos el horno a 170ºC, calor arriba y abajo.
Rallamos la piel del limón evitando la parte blanca. En un bol, mezclamos todos los ingredientes secos,  la harina de almendra, la piel del limón, la sal, la levadura y la canela. Removemos con un tenedor para mezclar bien los ingredientes y eliminar grumos. En otro bol, ponemos el azúcar y los huevos y los blanqueamos con las varillas eléctricas hasta que doblen su volumen. Incorporamos al bol de los ingredientes secos los huevos montados con el azúcar, poco a poco, en dos o tres veces, envolviendo con la espátula y procurando que no queden grumos.
Llenamos el molde con la masa y lo entramos al horno caliente. Lo dejamos cocer unos 25 o 30 minutos. Debe quedar dorado por encima. Hacemos la prueba del palillo y si nos sale limpio, lo retiramos del horno. Dejamos enfriar, lo desmoldamos y espolvoreamos por encima azúcar lustre con la ayuda de un colador. Nosotras hemos utilizado una concha natural para decorar..

PARA SABER MÁS

Cuando colocamos la masa en el molde, debe quedar una capa delgada. Una vez cocido y enfriado, el pastel no mide más de 2 o 3 cm de espesor. La temperatura del horno puede variar entre 170ºC y 180ºC. Cada horno es diferente y hay que controlar. Este pastel es apto para celíacos, sólo hay que cambiar la harina que utilizamos para espolvorear el molde y utilizar levadura química sin gluten.

RESULTADO 

Esta es una receta tradicional que no podía faltar en nuestro repertorio de postres. Un pastel ligero, de sabor delicado que os encantará!


Montse y Júlia