INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS
6 peras
1 botella de vino tinto
150 g de azúcar moreno de caña ecológico
½ barra de canela
6 llaves de especie
3 cardamomos aplastados
1 piel de limón


PREPARACIÓN Y COCCIÓN

Elegimos peras que sean fuertes, las muy maduras o blandas no sirven. Las pelamos y, si es necesario, cortamos un poco la base para que se aguanten de pie en el momento de servir. Pelamos el limón sin coger la parte blanca. Cogemos una olla adecuada y más bien alta. Tenemos que albergar las peras de modo que no sobre demasiado espacio. Vertemos toda la botella de vino en la olla, después el azúcar, la piel del limón y las especias. Removemos. Añadimos las peras y las ponemos en pie. Encendemos el fuego y tapamos la olla. Hervimos 30 minutos a fuego suave. Debemos vigilar la cocción porque el vino debe reducirse. Debemos mojar las peras de vez en cuando. Sacudimos la olla con suavidad para que cuezan bien de todos lados. Las pinchamos con un palillo y cuando estén blandas apagamos el fuego. Podemos retirar las peras y reducir el vino para obtener una salsa más consistente. Colamos el líquido y lo servimos con las peras a temperatura ambiente o frías de nevera.

 

PARA SABER MÁS

El tiempo de cocción puede variar en función del tamaño de las peras y de la variedad. Es importante elegir bien la olla o el cazo donde las queremos hervir. Si el recipiente es demasiado ancho, necesitaremos el doble de vino. Cuanto mejor sea, mejor será el resultado final. En verano podemos servirlas acompañadas de helado. (En este caso, hemos elegido el de vainilla bourbon del Séptimo Hielo). En invierno, con chocolate de cobertura caliente.

 

RESULTADO EN MESA

Un postre de lo más clásico y buenísimo. ¡Qué vaya a gusto!

Julia